IDIOMA :
us es

Retos Asumidos

Retos


CIRNMA tenia como reto solucionar el gran conflicto entre la investigación y el desarrollo.

1° RETO

Uno de los retos a superar era solucionar el gran conflicto entre la investigación y el desarrollo. Añadiendo a ello que, una característica del Altiplano peruano, es el alto porcentaje de minifundios y dispersión de las unidades productivas, lo cual traía como consecuencia una producción dispersa y atomizada. Se requería de una estrategia que motive a los actores (productores) a tener la capacidad de mejorar su calidad de vida a partir de su propia producción de manera sostenible. Por lo que, a partir de 1996 aproximadamente hacia el 2005, se inicia el proceso de fortalecimiento de la “asociatividad” para reducir este problema. Es cuando CIRNMA basa su esfuerzo en el fomento de producción de los productos agrícolas, dotándolos de capacitación y asistencia técnica constante que ayude a fortalecer su seguridad alimentaria en camino a mejorar su calidad de vida, preservar el medio ambiente, reconocer el rol de la mujer campesina, así como la capacidad de gestión local.

2° RETO

Se ensayan modelos microempresariales (generados y fortalecidos en la fase de investigación-validación), como el fortalecimiento de la micro empresa local (de quinua, pequeñas salas queseras, truchícola, artesanías, transformación de papa nativa en “tunta”, oca, lácteos, etc.), que permitan su articulación comercial, surgiendo la necesidad de plasmar mecanismos que permitan que la producción de los pequeños productores llegue al mercado en términos equitativos y sostenibles. Se incluye en este proceso el micro crédito como dinamizador de las alternativas tecnológicas, con una concepción de alta rigurosidad selectiva y no masiva. Se trataba de montos pequeños ($US 200 a 800; a excepción de truchas donde el monto era entre $US 1000 a 1500), que a partir un grupo pequeño de familias puedan solucionar “cuellos de botella” (cuestiones específicas como preparación de terreno, siembra de forrajes, caldero para una quesería, alimento para truchas, etc.).

3° RETO

En consecuencia, se opta en el caso de productos de granos andinos, por proponer un “eslabón comercial” al interior de la ONG CIRNMA, bajo la denominación de Agroindustrias CIRNMA, con la Marca “Titikaka Grains”. Es entonces que se realizan estudios de mercado y revisan alternativas tecnológicas existentes con enfoque hacia las nuevas tendencias y demandas del actual mercado, y se analiza cómo éstas pueden beneficiar a las familias rurales (como impacto inmediato), dada la situación económica del país. Nuestra meta era mejorar las tasas de empleo e ingreso familiar, y para ello se debía concientizar a los productores a desarrollar una producción de buena calidad, pero en volúmenes considerables que permita la regularidad de abastecimiento y seriedad en el compromiso asumido, que conlleve al logro de un óptimo posicionamiento del producto en el mercado.

4° RETO

En consecuencia, se opta en el caso de productos de granos andinos, por proponer un “eslabón comercial” al interior de la ONG CIRNMA, bajo la denominación de Agroindustrias CIRNMA, con la Marca “Titikaka Grains”. Es entonces que se realizan estudios de mercado y revisan alternativas tecnológicas existentes con enfoque hacia las nuevas tendencias y demandas del actual mercado, y se analiza cómo éstas pueden beneficiar a las familias rurales (como impacto inmediato), dada la situación económica del país. Nuestra meta era mejorar las tasas de empleo e ingreso familiar, y para ello se debía concientizar a los productores a desarrollar una producción de buena calidad, pero en volúmenes considerables que permita la regularidad de abastecimiento y seriedad en el compromiso asumido, que conlleve al logro de un óptimo posicionamiento del producto en el mercado.

5° RETO

De esta forma, la Microempresa AGROINDUSTRIAS CIRNMA S.R.Ltda., formada en 1999, comienza su rol articulador, bajo una orientación de producción orgánica que incluye productos como la quinua, cañihua, papa, y habas. Oportunamente, esta etapa coincide con el fuerte incremento de la demanda por quinua a nivel local, nacional e internacional, convirtiéndose en un producto clave para la generación de empleo e ingreso locales. Y con un reconocimiento valorativo de la labor agrícola, mediante un pago en efectivo justo a los proveedores en el propio campo de cultivo durante el proceso de adquisición o acopio; de la transformación y estandarización, logrando procesos de alta calidad y sanidad en nuestra propia planta de procesamiento con la obtención de considerables volúmenes de productos naturales con sello orgánico, de valor agregado, y 99% de pureza; y, de la comercialización, por un creciente flujo de articulación hacia el mercado local (Puno), nacional (Lima y Arequipa), e internacional (EEUU, Europa, Chile, entre otros).

NUESTRA PROYECCIÓN SOCIAL


Formación de microempresas transformadoras. Tal es el caso de la trucha, que luego de formar una Asociación de Productores de Trucha se la articuló con una Empresa Exportadora, que permitió un desarrollo productivo importante mejorando sustancialmente sus ingresos.

Otros modelos micro empresariales

Fortalecimiento de lácteos mediante “salas queseras” (14), con 40 a 60 proveedores de leche por cada una; a las que se les otorgó créditos y asistencia técnica, además de articularlas con sus proveedores, con quienes mantiene una relación muy sólida. Confección de prendas a mano de alpaca y/o con mezclas, por grupos de mujeres artesanas. En cada modelo micro empresarial, se buscó que la mujer comenzara a tener mayor presencia con la toma de decisiones. Es así que se logró colocar mujeres al frente de micro empresas truchícolas, algunas en el negocio del precio de la quinua, otras decidiendo sobre las variedades a sembrar, y hasta aquellas dedicadas a la comercialización directa de su producto.

Hace poco, se ha dado inicio a la realización de módulos de producción de hortalizas u otras especies en pequeños invernaderos con los hijos en edad escolar de nuestros productores para mejorar su nutrición; y, a futuro tener la posibilidad de generar excedentes productivos que puedan contribuir al ingreso familiar. Dado que el trabajo en los invernaderos es por un par de horas diarias (entre 5 – 7 a.m.), se complementa con otras actividades productivas como la producción de quinua. Es preciso indicar que en todo los casos, la idea fundamental ha sido demostrar la importancia en concentrar cantidades importantes de materia prima para su adecuada oferta en el mercado; estandarizarla, normalizarla y generarle un valor agregado, antes de articularla a los agentes comercializadores. Y, considerando que la característica productiva de las familias andinas es manejar varios sistemas productivos (cultivos, ganado, artesanías, etc.); “Agroindustrias CIRNMA” continuará incentivando a sus proveedores orgánicos a incluir al menos un tipo más de actividad complementaria a su actual producción, para enfrentar el riesgo.