IDIOMA :
us es

La tecnología revoluciona el cultivo de granos

116692
Implementación de tecnologías post cosecha reduce pérdidas de cultivos en más del 50%
enero 5, 2016
aniversario
Aniversario de Agroindustrias Cirnma S CR Ltda
febrero 27, 2016

La tecnología revoluciona el cultivo de granos

1888845h765

KALB, Illinois, EE.UU.-El tractor de Jim Walter se movía por sí solo mientras el agricultor miraba una pantalla de computadora que mostraba las semillas de maíz que sembraba en su tierra. Para cuando terminó su jornada de 16 horas, había plantado 125 hectáreas, el equivalente a casi 200 canchas de fútbol. Se trata de algo que era imposible hace una década, y ni hablar de cuando Walter, de 66 años, empezó a cultivar en 1970. Hoy en día, sin embargo, la escena se repite a lo largo de la región central de Estados Unidos, conforme los agricultores invierten en maquinaria más sofisticada para sembrar cultivos rápidamente durante cortos períodos de buen clima. Walter gastó US$15.000 para modernizar su tractor John Deere 8300 con un Sistema de Posicionamiento Global (GPS) que usa satélites para conducir de forma automática, monitorea el número de semillas plantadas por hectárea y recopila y registra información sobre las plantaciones. Es una de las nuevas herramientas de alta tecnología que ayudaron a los agricultores a sembrar 30% de los cultivos de este año en EE.UU. en una sola semana, según el Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés).

“Esto hace prácticamente todo menos succionar huevos”, dijo Walter mientras recorría su tierra en una noche totalmente oscura. Fuertes lluvias y temperaturas inusualmente bajas en abril y mayo de este año y el anterior retrasaron la temporada de plantación en gran parte del cinturón agrícola de EE.UU., lo que redujo aún más el período para sembrar y aumentó la necesidad de nuevas tecnologías. El año pasado, los agricultores sembraron 43%, o 16,6 millones de hectáreas, de la cosecha en una semana, la mayor superficie desde que el gobierno estadounidense empezó a llevar un registro en 1980. En promedio, los agricultores han plantado cerca de 12% de la cosecha cada semana desde 1980, según datos oficiales. Un auge de varios años en el sector agrícola, impulsado por mayores ingresos del sector gracias al alza en los precios de los cultivos -que subieron debido al creciente consumo global y problemas de producción relacionados al clima-, elevó el atractivo de tecnologías de plantación de Deere & Co. y rivales como Agco Corp. entre los agricultores. Los fabricantes de maquinaria vendieron 44.183 nuevos tractores grandes en EE.UU. en 2013, el quinto año consecutivo de incrementos para equipos que cuestan hasta US$400.000 cada uno, según la Asociación de Fabricantes de Equipos. Las ventas de tractores y cosechadoras autopropulsadas en EE.UU. alcanzaron un récord de US$19.100 millones el año pasado, según datos del USDA.

Ahora, sin embargo, los agricultores y fabricantes de maquinaria se podrían convertir en víctimas del éxito de las nuevas tecnologías. La cosecha récord de maíz estadounidense el año pasado provocó una caída de 40% en los precios del grano. En tanto, los ingresos del sector agrícola se enfrían, mientras que Deere y otros fabricantes indican que la demanda de nuevos tractores se debilita. Los ingresos netos del sector en EE.UU. bajarán 27% este año a US$95.800 millones, el menor nivel desde 2010, proyectó el USDA en febrero. La reducción podría resultar en la primera caída en las compras de tractores en el país desde 2009, dicen los analistas. Deere señaló en su informe de ganancias más reciente que las ventas mundiales de sus equipos de agricultura y jardinería disminuirán 7% en el año fiscal que cierra el 31 de octubre, de US$29.100 millones el año previo. La empresa prevé que la facturación en EE.UU. caiga entre 5% y 10%. Los menores ingresos del sector ejercen “presión sobre los equipos agrícolas, especialmente los modelos más grandes”, afirmó Deere. En Sudamérica, se puede observar la misma tendencia. Los fabricantes de maquinaria vendieron 65.089 tractores en Brasil en 2013, frente a 28.577 una década atrás, según datos de Vertical Research Partners y la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil.

Este año, en cambio, las ventas en América del Sur descenderán alrededor de 10%, señaló Deere en su informe, frente a la estimación de una caída de hasta un mínimo de 5% realizada en febrero. Los agricultores todavía están comprando nuevos equipos, incluyendo modificaciones a sus tractores actuales, aunque no a un ritmo tan rápido, dice Jeff Sloan, quien trabaja en administración y ventas en Sloan Implement Co., que tiene 17 concesionarios de John Deere. No obstante, explica que los agricultores suelen actualizar su maquinaria “cada tres a cinco años”, más allá de las condiciones económicas. Deere empezó a ofrecer maquinaria de conducción automática hace unos 15 años. Los agricultores al principio se mostraron escépticos, pero con el tiempo se percataron de sus beneficios, dice Sloan. Ahora, los productores agrícolas pueden instalar software que mueve el vehículo con una precisión de un par de centímetros, indicar a las sembradoras cuántas semillas colocar en la tierra y transmitir la información usando tecnología en la nube. Pese a que las ventas de equipos se han desacelerado, los agricultores seguirán actualizando su tecnología porque “encuentran valor en una mayor precisión”, afirma Jeff Kaprelian, un operador de la corredora de commodities The Hueber Report. Jamie Walter, hijo de Jim y copropietario del cultivo, dice que gastan entre US$2.000 y US$4.000 al año en actualizaciones de software y servicios de suscripción. Cuenta que antes se demoraban casi dos semanas para sembrar las 810 hectáreas que posee su familia. “La meta solía ser de 10 días”, dice Jamie Walter. “Ahora podemos plantar todo nuestro maíz en cinco días”.

Bob Tita contribuyó a este artículo.