IDIOMA :
us es

Chía

CHIA



Si lo queremos comparar con otros alimentos respecto al contenido de sus nutrientes. La chía contiene de proteína DOS veces más que otras semillas, CINCO veces más calcio que la leche entera, DOS veces más la cantidad de potasio que tienen los plátanos, TRES veces más de antioxidantes que los arándanos, TRES veces más hierro que las espinacas y SIETE veces más omega 3 que el salmón.

¿QUÉ ES CHÍA?

La chía (Salvia hispanica L) es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas; es nativa del centro y sur de México y Guatemala y junto con el lino (Linum usitatissimum), es una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3, sabido hasta el 2006.

¿QUÉ ES LO BENEFICIOSO DE LA CHÍA?


“En primer lugar, la chía tiene la propiedad de regular los niveles de azúcar en el organismo, retardando el proceso en el que las enzimas digestivas descomponen los carbohidratos y las convierten en azúcar. Entonces, al equilibrar el azúcar en la sangre, no sólo se reduce el riesgo de diabetes tipo 2, sino que también se garantiza una energía constante durante todo el día. Así que, si se añade chía a la comida, ésta puede ayudar a evitar las variaciones del azúcar en la sangre y por tanto regular la insulina.

Y es que no es raro que usualmente después de las comidas —especialmente si comemos alimentos con almidón o dulces— nos lleguemos a sentir cansados y sin energía. Pues este alimento la proporciona aumentando fuerza y resistencia, ello debido a su alto contenido de proteínas y la combinación de vitaminas y minerales tales como calcio, boro (mineral que ayuda a fijar el calcio de los huesos), potasio, hierro, ácidos grasos como omega 3, antioxidantes y también oligoelementos tales como el magnesio, manganeso, cobre, zinc y vitaminas como la niacina entre otras; las que nos ayudan a ser constantes en nuestras actividades cotidianas.

“En primer lugar, la chía tiene la propiedad de regular los niveles de azúcar en el organismo, retardando el proceso en el que las enzimas digestivas descomponen los carbohidratos y las convierten en azúcar. Entonces, al equilibrar el azúcar en la sangre, no sólo se reduce el riesgo de diabetes tipo 2, sino que también se garantiza una energía constante durante todo el día. Así que, si se añade chía a la comida, ésta puede ayudar a evitar las variaciones del azúcar en la sangre y por tanto regular la insulina.

Y es que no es raro que usualmente después de las comidas —especialmente si comemos alimentos con almidón o dulces— nos lleguemos a sentir cansados y sin energía. Pues este alimento la proporciona aumentando fuerza y resistencia, ello debido a su alto contenido de proteínas y la combinación de vitaminas y minerales tales como calcio, boro (mineral que ayuda a fijar el calcio de los huesos), potasio, hierro, ácidos grasos como omega 3, antioxidantes y también oligoelementos tales como el magnesio, manganeso, cobre, zinc y vitaminas como la niacina entre otras; las que nos ayudan a ser constantes en nuestras actividades cotidianas.

¿CÓMO PUEDE SER CONSUMIDO?

“Aunque las semillas al ser remojadas en agua, liberan el mucílago, produciendo un líquido gelatinoso prácticamente insípido; se le puede dar sabor con jugos vegetales o esencias y consumir como bebida refrescante También pueden secarse y molerse las semillas, obteniendo una harina fina y de sabor intenso, llamada Pinole o pinol (bebida prehispánica típica del estado de Tabasco, México), que se consume principalmente dulce. Aún los brotes tiernos de la chía se consumen como verdura cruda o cocida que pueden ser usados en las ensaladas.

Valor Nutricional


La composición nutricional de la semilla de chía, se puede detallar así: 20 % de proteína, 40 % de fibra alimentaria (5 % fibra soluble de muy alto peso molecular) y un 34 % sobre el 64 % del aceite son ácidos grasos omega 3, cuya recomendación de consumo es de al menos 2.5 gramos al día.